Profeta Ezequiel y su encuentro con seres de otro mundo.

” Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente.” Estas son la palabras usadas por el profeta Ezequiel de su visión de Dios, ¿pero a ustedes a que les suena esta descripción?

“También del medio vinieron cuatro criaturas vivientes. Y ésta era su apariencia: eran parecidos a los hombres. Y cada uno tenía cuatro caras, y cada uno tenía cuatro alas. Y sus pies eran derechos; y la base de sus pies era como la base de la pata de un ternero; y lanzaban chispas como del color de lustrosas brasas.” Claramente Ezequiel está describiendo el aterrizaje de un vehículo motorizado.

Las descripciones que comúnmente les atribuimos a los dioses son sobrenaturales, en el caso del Dios del antiguo testamento se cree que es un ser todopoderoso, ósea puede hacer todo lo que quiera y estar en todos lados. ¿por qué un ser todopoderoso necesita un vehículo para viajar?  ¿por qué un Dios que está en todos lados viene de una dirección especifica? ¿Qué era considerado como una visión de Dios por nuestros antepasados?.

Luego se da una descripción de unos supuestos seres vivientes, con apariencia humana pero con cabezas muy extrañas, comparándolas con cabezas de animales, también agrega la presencia de “alas”. Ezequiel no tenía con que comparar lo que estaba viendo, este encuentro dejo salir completamente su imaginación al tratar de entender y explicar lo que acababa de presenciar.

“Mientras yo miraba los seres vivientes, apareció una rueda sobre la tierra, junto a cada uno de los animales; la cual tenía cuatro caras o frentes; y las ruedas y la materia de ellas era a la vista como del color del mar; y todas cuatro eran semejantes, y su forma y su estructura eran como de una rueda dentro de otra rueda. Caminaban constantemente por sus cuatro lados, y no se volvían cuando andaba. Las ruedas eran tan grandes, espantosas y todas llenas de ojos. Y cuando los seres vivientes andaban, las ruedas andaban junto a ellos; y cuando los seres vivientes se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban.“

Imaginémonos miles de años en el pasado, rodeados de naturaleza y objetos precariamente tecnológicos, de pronto vemos algo que no podemos explicar, maquinas que no podemos comparar con nada similar, sonidos que nunca habíamos escuchado pero suenan similar a otros de la naturaleza. Sin duda un encuentro cercano con una tecnología de alto nivel y con seres de otro mundo nos hubiera hecho pensar hace miles de años que estamos en la presencia de algún Dios.

(Vea también El fraude de Yahvé ¿Existe? ¿Dios o Demonio?)

Ezequiel observo esta nave descender y elevarse, escucho el sonido de sus motores y del viento que generaba a su alrededor, entre un gran resplandor diviso cuatro seres, con apariencia humana pero rasgos extraños, ropas extrañas que parecían alas, escafandras en sus cabezas que los hacían tener apariencia de algún animal.

 Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él. 

Y vi apariencia como de bronce refulgente, como apariencia de fuego dentro de ella en derredor, desde el aspecto de sus lomos para arriba; y desde sus lomos para abajo, vi que parecía como fuego, y que tenía resplandor alrededor…

Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová. Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba.”

El resto del relato bíblico cuenta sobre lo que hablaron Dios y Ezequiel, de su misión como profeta, de cómo podía ayudar a retomar el orden de su ciudad rebelde, Ezequiel se dispuso a llevar a cabo su trabajo siguiendo las órdenes dadas por esta divinidad.

¿Quiénes eran estos seres? ¿Fueron estos encuentros celestiales una interpretación divina en el pasado? ¿Por qué los “dioses” de la antigüedad necesitaban usar vehículos de transporte? Prácticamente en todas las culturas antiguas encontramos relatos similares, la biblia no es la excepción, sino que es una fuente más que comprueba que nuestros antepasados vieron seres bajar del cielo, seres físicos que interactuaron con la humanidad, que usaron vehículos aéreos para movilizarse, seres a los que alguna vez les otorgamos características que estaban fuera de nuestro entendimiento.

(Vea también El origen de los Gigantes según la Biblia)


Patricio Hermosilla, Chile.

El fraude de Yahvé. ¿Existe? ¿Dios o Demonio?

El fraude de Yahvé. ¿Existe? ¿Dios o Demonio?

Las religiones judeocristianas (el Islam también incluye ciertas características) nos enseñan a adorar un único Dios benevolente, justo, misericordioso y que solo quiere lo mejor para nosotros, nos dan como prueba la Biblia o la Torá, un libro que “nos guía por el buen camino, por el camino de la salvación”. Pero todo esto es un fraude, una blanca mentira.

La biblia y la Torá nos muestran un Dios completamente diferente, con cualidades que a simple vista nos parecen aberrantes, con tratos inhumanos, y una larga historia de sangre derramada.

Antes que se formara el cristianismo existían sectas como los Ofitas, que al contrario del actual cristianismo adoraban la serpiente del Génesis y creían que el Dios del antiguo testamento era un ser malévolo, pero los Ofitas no eran los únicos, también estaban los Cainitas y los Marcionitas que concordaban con esta visión negativa de Yahvé.

(vea también Dioses en el génesis y la expulsión de la serpiente)

A continuación les mostrare fragmentos de libros como el Génesis, Éxodo, Levítico y Deuteronomio, donde quedan muy claras las intenciones de este demonio al que los Judíos llamaban “Yahvé”. Ve y busca una biblia, y comprueba por ti mismo lo que este libro nos oculta frente a nuestros ojos.

Estar dispuesto a matar a tu hijo.

  • “Dios puso a prueba a Abraham y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y Dios dijo: Toma ahora a tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.” (Génesis 22:1-12)

Ayudar a tu hermano.

  • “Entonces Judá dijo a Onán: «Cumple con tu deber de cuñado, y cásate con la viuda de tu hermano para darle descendencia ». Onán sabía que los hijos que nacieran no serían reconocidos como suyos, y así, cuando tenía relaciones con su cuñada, derramaba en tierra el semen, para no darle un hijo a su hermano. Esto no le gustó a Yahvé, y le quitó también la vida” (Génesis 38,8-10)

Esclavitud:

  • “Si un hombre golpea a su esclavo o esclava con un palo, si mueren en sus manos, será reo de crimen. Más si sobreviven uno o dos días no se le culpará, porque le pertenecían” (Éxodo 21,20-21).

Violación:

  • “Si un hombre encuentra a una joven virgen, no prometida en matrimonio a otro hombre, y a la fuerza la viola y luego son sorprendidos, el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta monedas de plata, y la tomará por esposa. Y no podrá repudiarla en toda su vida, ya que la deshonró” (Deuteronomio 22,28-29)

Homofobia:

  • “Si un hombre se acuesta con un varón, como se acuesta con una mujer, ambos han cometido una infamia; los dos morirán y serán responsables de su muerte” (Levítico 20,13)

Machismo:

  • Si dos hombres pelean entre sí y la mujer de uno de ellos se acerca para librar a su marido de los golpes del otro, si la mujer le hiere los genitales al otro hombre, harás cortar la mano de la mujer sin piedad” (Deuteronomio 25,11-12).

Simplemente maldad.

  • “Si un hombre se casa, y después de haberse acostado con su esposa le toma aversión, y la difama y la acusa, alegando: “Me casé con esta mujer, pero al tener relaciones con ella descubrí que no era virgen”… si la acusación es verdadera y no se demuestra la virginidad de la joven, la llevarán a la puerta de la casa de su padre, y allí los hombres de la ciudad la apedrearán hasta matarla.” (Deuteronomio 13-20)

Hombre:

  • “No podrá entrar en la asamblea del Señor ningún hombre que tenga golpeados los testículos o mutilado el pene.” (Deuteronomio 23)

Tolerancia a las demás creencias:

  • “Si tu hermano, hijo de tu padre, si tu hijo o tu hija, o la mujer que descansa en tu regazo o el amigo a quien amas tanto como a ti mismo, trata de seducirte en secreto, diciéndote: «Vamos a servir a otros dioses», dioses que no conociste ni tú ni tus padres, dioses de los pueblos próximos o lejanos que te rodean de un extremo a otro de la tierra, no le harás caso ni lo escucharás. No tendrás piedad de él, no lo perdonarás ni lo encubrirás, sino que lo matarás. Tu mano será la primera en caer sobre él, y después lo hará todo el pueblo. Lo apedrearán hasta que muera, porque trató de apartarte de Yahvé, tu Dios, el que te sacó del país de Egipto, de la casa de la esclavitud” (Deuteronomio 13,7-11)

Muchas personas nunca han leído estos textos, muchas personas nunca han leído la biblia, y se declaran ser fieles creyentes, también se debe destacar que algunos creyentes han leído pasajes como estos, pero los evitan como si no existieran.

¿Existe realmente Yahvé? ¿Fueron estos textos escritos solo por personas? ¿representan estas escrituras simplemente las costumbres de los que vivían en aquellos tiempos?

Si bien estamos en el siglo XXI aún existe creencia en los mitos que han sobrevivido a la destrucción de culturas. El mito de Yahvé, el Dios Judeocristiano hasta hoy permanece vigente, un Dios con características completamente similares al comportamiento humano, solo queda decidir si ya estamos lo suficientemente evolucionados como para abandonar las creencias “primitivas” y comenzar nuestra era de cambio de mentalidad, porque nosotros somos los únicos que podemos decidir por el destino de la humanidad, la excusa de Dios o el Diablo ya no son válidas para justificar los errores humanos.

Y sí existieron estos dioses, ¿Quiénes eran? ¿Eran verdaderamente Dioses o solo una raza de seres mas evolucionados que convivió con nosotros hace miles de años? ¿Por qué poseían un comportamiento tan humano?. Si retrocedemos cada vez más en el tiempo, llegaremos al origen de estas creencias, llegaremos a Mesopotamia, Sumeria, la primera gran civilización de la que se tiene registros, donde su mitología coincide en muchos aspectos con las posteriores religiones hebreas, donde mitos como el diluvio y la creación tienen su origen, donde entenderemos más aun a estas entidades, a veces benévolas y muchas veces malévolas que fueron veneradas por los “primeros hombres”.

(vea también Los Anunnaki y la creación de la humanidad)

¿Es posible que nuestros antepasados hayan malinterpretado la llegada de seres de otro mundo como personajes divinos? ¿En su paso por la tierra pudieron estas entidades jugar con los humanos?. De ser esto cierto ¿pudieron diversos seres hacerse pasar por Dioses ante la humanidad?.

(Vea también Profeta Ezequiel y su encuentro con seres de otro mundo.)

La biblia no debe ser rechazada en su totalidad, así como ningún otro texto sagrado, ya que son las bases en las que se fundan civilizaciones, libros como el Mahabharata, El Corán, Popol Vuh y Textos Sumerios son referencias históricas para saber como pensaban y como vivían nuestros antepasados.


Patricio Hermosilla, Chile.

Jesús no nació un 25 de Diciembre. ¿Entonces cuando?

Jesusenelhuerto

La Historia de Jesús es conocida mundialmente: Nacido de una virgen un 25 de diciembre, su nacimiento fue guiado por una estrella, creció y predico el evangelio, se transformó en uno de los profetas más importantes de la historia de las religiones, murió crucificado y resucito al tercer día.

La creencia popular nos dice que el nacimiento de Jesús fue un 25 de diciembre, pero ¿Cómo obtuvimos esta fecha? En ningún momento la biblia cuenta en qué fecha nació Jesús.

Cuando el cristianismo tomo poder en Roma, sus Dioses pasaron a ser Mitos, uno de estos, el Dios Solar: conocido como Sol Invictus o Mitra, era celebrado en el solsticio de invierno, donde la luz del día aumentaba durante 3 días.

Aprovechando esto, en el año 350 D.C el papa Julio l sugiere que el nacimiento de Jesús sea celebrado este mismo día. Finalmente el año 354 D.C el papa Liberio decreta oficialmente este día como el día donde Jesús nació.

Veamos que nos dice la Biblia…

“Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos” (Mateo 2:1)

Herodes fue Rey de Judea hasta su muerte en el año 4 A.C en Jerusalén.

Lo que todos creen acerca de la navidad está completamente erróneo, la verdadera fecha del nacimiento de Jesús seguirá siendo un gran misterio.


-Patricio Hermosilla, Chile.