Profeta Ezequiel y su encuentro con seres de otro mundo.

” Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente.” Estas son la palabras usadas por el profeta Ezequiel de su visión de Dios, ¿pero a ustedes a que les suena esta descripción?

“También del medio vinieron cuatro criaturas vivientes. Y ésta era su apariencia: eran parecidos a los hombres. Y cada uno tenía cuatro caras, y cada uno tenía cuatro alas. Y sus pies eran derechos; y la base de sus pies era como la base de la pata de un ternero; y lanzaban chispas como del color de lustrosas brasas.” Claramente Ezequiel está describiendo el aterrizaje de un vehículo motorizado.

Las descripciones que comúnmente les atribuimos a los dioses son sobrenaturales, en el caso del Dios del antiguo testamento se cree que es un ser todopoderoso, ósea puede hacer todo lo que quiera y estar en todos lados. ¿por qué un ser todopoderoso necesita un vehículo para viajar?  ¿por qué un Dios que está en todos lados viene de una dirección especifica? ¿Qué era considerado como una visión de Dios por nuestros antepasados?.

Luego se da una descripción de unos supuestos seres vivientes, con apariencia humana pero con cabezas muy extrañas, comparándolas con cabezas de animales, también agrega la presencia de “alas”. Ezequiel no tenía con que comparar lo que estaba viendo, este encuentro dejo salir completamente su imaginación al tratar de entender y explicar lo que acababa de presenciar.

“Mientras yo miraba los seres vivientes, apareció una rueda sobre la tierra, junto a cada uno de los animales; la cual tenía cuatro caras o frentes; y las ruedas y la materia de ellas era a la vista como del color del mar; y todas cuatro eran semejantes, y su forma y su estructura eran como de una rueda dentro de otra rueda. Caminaban constantemente por sus cuatro lados, y no se volvían cuando andaba. Las ruedas eran tan grandes, espantosas y todas llenas de ojos. Y cuando los seres vivientes andaban, las ruedas andaban junto a ellos; y cuando los seres vivientes se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban.“

Imaginémonos miles de años en el pasado, rodeados de naturaleza y objetos precariamente tecnológicos, de pronto vemos algo que no podemos explicar, maquinas que no podemos comparar con nada similar, sonidos que nunca habíamos escuchado pero suenan similar a otros de la naturaleza. Sin duda un encuentro cercano con una tecnología de alto nivel y con seres de otro mundo nos hubiera hecho pensar hace miles de años que estamos en la presencia de algún Dios.

(Vea también El fraude de Yahvé ¿Existe? ¿Dios o Demonio?)

Ezequiel observo esta nave descender y elevarse, escucho el sonido de sus motores y del viento que generaba a su alrededor, entre un gran resplandor diviso cuatro seres, con apariencia humana pero rasgos extraños, ropas extrañas que parecían alas, escafandras en sus cabezas que los hacían tener apariencia de algún animal.

 Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él. 

Y vi apariencia como de bronce refulgente, como apariencia de fuego dentro de ella en derredor, desde el aspecto de sus lomos para arriba; y desde sus lomos para abajo, vi que parecía como fuego, y que tenía resplandor alrededor…

Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová. Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba.”

El resto del relato bíblico cuenta sobre lo que hablaron Dios y Ezequiel, de su misión como profeta, de cómo podía ayudar a retomar el orden de su ciudad rebelde, Ezequiel se dispuso a llevar a cabo su trabajo siguiendo las órdenes dadas por esta divinidad.

¿Quiénes eran estos seres? ¿Fueron estos encuentros celestiales una interpretación divina en el pasado? ¿Por qué los “dioses” de la antigüedad necesitaban usar vehículos de transporte? Prácticamente en todas las culturas antiguas encontramos relatos similares, la biblia no es la excepción, sino que es una fuente más que comprueba que nuestros antepasados vieron seres bajar del cielo, seres físicos que interactuaron con la humanidad, que usaron vehículos aéreos para movilizarse, seres a los que alguna vez les otorgamos características que estaban fuera de nuestro entendimiento.

(Vea también El origen de los Gigantes según la Biblia)


Patricio Hermosilla, Chile.

Anuncios

Un pensamiento en “Profeta Ezequiel y su encuentro con seres de otro mundo.

  1. LA BIBLIA HABLA DE UN DIOS JEHOVA PERO LA REALIDAD SON SERES EXTRATERRESTRES Q LLEGARON EN NAVES O OVNIS DE OTRAS GALAXIAS SERES MAS INTELIGENTES EN TECNOLOGÍA Y GENÉTICA EVOLUCIONADOS HACE MILLONES DE AÑOS ES LA VERDAD Y LA REALIDAD Y NO COMO LAS RELIGIONES LO CUENTAN SOLAS MENTIRAS. PAL

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s